En Ensalute, como buenos degustadores de café necesitamos conocer las variedades de los granos que normalmente nos sirven, saberlos combinar, neutralizar, tener bien desarrollado nuestro sentido del gusto y del olfato.

Así se determina el aroma, la acidez, el cuerpo y sobre todo el sabor de nuestro café.

Con un poco de práctica y la buena dirección de nuestro barista Daniel Mora,
podremos identificar en nuestra lengua los cuatro sabores fundamentales: lo dulce, lo ácido, lo salado y lo amargo.

EL café lo saboreamos solo o combinado con leche y azúcar principalmente. O también podríamos degustar un café compuesto mezclado con licores y pesos variados que deben flotar sobre el café;primero se sirve el más denso y sobre éste, el ligero; se sirve en copas de jerez, flauta o licor.

Estos son los aromáticos cafés de selección que puedes probar en nuestra cafetería Ensalute:

Americano: Un café largo, no muy concentrado, se prepara por goteo o drip, es decir colado, con una o dos tazas de café por una taza de agua. Se sirve en taza o tarro, y su costumbre se inicia en Estados Unidos.
Latte: Café con leche, pero no la simple mezcla que preparamos en casa. La manera de prepararlo, y la textura que podemos sentir son muy específicos, hay que hacer una crema con la leche adicionándole disparos de aire caliente de la máquina de espresso.
Cortado: Le llamamos así al café que se “corta” con espuma de leche fría o caliente, y se sirve en taza moka, al estilo europeo.
Expreso: café corto, muy concentrado. Su grano debe estar bien tostado, obscuro, para darle el sabor amargo que lo caracteriza. Es de origen italiano, el método fue descubierto por Luigi Bezzera a principios del siglo XX.
Frappé: Versión moderna del café fuerte, mezclado con agua o leche, se sirve helado en un vaso alto.  Ensalute promociona esta bebida en el verano.
¿Cuál de estos cafés de selección te gustaría probar esta semana?  Ven a conocer más del café a nuestro ameno local donde encontrarás estas bebidas y otras variedades más. Levantemos alegres nuestra taza y digamos:  Ensalute.